Historia
Previous
1930 1948 1949 1950 1951 1959 1961 1965 1966 1967 1972 1980 1982 1987 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2002 2004 2016
Siguiente

1930

Década de los 30

1930

agosto 1930

Aquí comienza nuestra historia

Aquí comienza nuestra historia

El trigo de los campos no brillaba como hoy en primavera, el sol era el mismo, pero la dureza de los tiempos caracterizaban la España de principios del Siglo XX. Entre tanto, los abuelos de ahora, nacían y vivían... Un 27 de agosto de 1930 nació uno de ellos; Manuel, que actualmente disfruta de la agradable compañía de 6 nietos. Santa María de Manán, así se llama la parroquia que lo vio nacer, pertenece a O Corgo y casi todos los lucenses saben donde está. En el seno de una familia humilde, de origen agricultor, representaba la Galicia rural de los tiempos, fue el décimo de doce hermanos.

top

1940

Década de los 40

1948

enero 1948

Panadero de oficio

Panadero de oficio

Manuel Chousa empezó a trabajar joven. Estaba acostumbrado a las labores familiares, y con tan solo 14 años, decidió marcharse a la ciudad. En Lugo, escogió la profesión de panadero motivado por el oficio de sus hermanos. Con ellos aprendió una forma de vida levantada a base de esfuerzo y constancia. Una profesión de la que poco a poco se fue enamorando.

febrero 1948

El guiño de un ojo

El guiño de un ojo

Disfrutaba de una juventud inquieta, de jornales muy largos, pero Manuel tenía tiempo para bailar. La música y el guiño de un ojo le ayudó a conquistar el corazón de Luisa. Al ritmo de aquella canción, compaginó la manufactura del pan con el reparto diario, la escuela con el sueño, y pasaba el día contando las horas que le faltaban para verla.
Había comenzado una nueva etapa. Dejó la panadería familiar para conocer nuevas técnicas en otra, y sin buscar mucho, encontró empleo en la “Falcón”, una panadería que hasta hace muy poco también aguantó el paso de los años. Muchos clientes aún recuerdan aquel viejo despacho de pan, situado en el antiguo barrio de A Tinería.

1949

agosto 1949

Matrimonio en una víspera de festivo

Matrimonio en una víspera de festivo

Entre jornada y jornada, Manuel se dio cuenta de que el futuro estaba al lado de su novia. Luisa aceptó el matrimonio y trabajaban tanto que aprovecharon la víspera de un festivo para casarse.
Tenía 18 años y su amor, se convirtió en el mayor apoyo de su esfuerzo.

top

1950

Década de los 50

1950

enero 1950

Agudizando el ingenio

Agudizando el ingenio

Sin darse cuenta ya era un hombre. Ganaba 12 pesetas diarias; no era mucho, así que agudizó el ingenio para vender en la ciudad leche de su aldea y carbón para los antiguos braseros. Manuel recorría once kilómetros a pedales, y aún recuerda lo difícil que era nivelar el peso en aquella vieja bicicleta.

1951

enero 1951

La pequeña de la casa

La pequeña de la casa

Y Los años pasaron, a la misma velocidad que hoy siguen pasando. Luisa y Manuel tuvieron su primer hijo, una niña.

febrero 1951

Incluso en la "mili", Manuel continuó practicando el oficio

Incluso en la

Las inquietudes en la elaboración del pan aumentaron, y no olvidó el oficio en la “mili” porque incluso allí lo siguió practicando. A la vuelta, Guillermo, propietario de la “Falcón”, ya llevaba un año echándole de menos, y no dudó en guardarle el puesto de trabajo, aunque sabía que no estaría mucho tiempo allí.

1959

enero 1959

Su horno y su harina. Nace la panadería Chousa

Su horno y su harina. Nace la panadería Chousa

Manuel tenía ideas para él y para su familia. Alquilaron la panadería de sus hermanos y consiguieron la fidelidad de muchos clientes. Dicen que el buen pan aportó una gran confianza. Este fue un proyecto lleno de experiencias y dificultades que tan sólo duró cinco años, como consecuencia de la primera asociación de panaderos de Lugo. Se unieron a ellos para elaborar y vender pan de forma conjunta, pero Manuel seguía creyendo en su modo de trabajo, en su inagotable labor artesanal , en Luisa... La recolecta del trigo continuó al igual que una posguerra con experiencia. Luisa y Manuel apostaron por volver con un negocio nuevo, en propiedad, su horno y su harina. Con ayuda familiar, consolidaron una panadería en el barrio de San Fiz, un negocio que después de 50 años sigue estando allí, en el mismo sitio, con el mismo nombre. Confeccionaron una masa madre que pervive hasta nuestros días, un proyecto familiar cuya levadura fue el trabajo y la constancia, un nombre vigente, horneado poco a poco con el tiempo y que fue el origen del primer pan que se coció en Chousa. Corría el año 1959

febrero 1959

Las dificultades de cualquier comienzo

Las dificultades de cualquier comienzo

Los molinos, llenaban por entonces los viejos sacos de harina y en las panaderías era el calor de la piedra, la que cocía los diferentes panes.
Y así era en Chousa, pero con las dificultades de cualquier comienzo.
La ilusión de algo propio, consolidó el inagotable esfuerzo de Manuel y Luisa. El reparto diario que arrastraba intensas noches de trabajo, llenaba de carga un antiguo motocarro que se ahogaba en todas las cuestas y que como ellos, tan sólo descansaba algunos domingos.
Cocían por entonces doscientos kilos de harina, y como la palabra era un contrato, nunca supuso un problema la escasa liquidez económica. Que se lo hubiesen preguntado a Julio Rebollal con su levadura o al de Tardienta con su harina. Recuerdan con cariño a los que eran amigos y les fiaban una y otra vez las materias primas que iban en aumento, a la par de tan afamado pan

top

1960

Década de los 60

1961

enero 1961

La familia crece

La familia crece

La familia también creció con los años. Sin darse cuenta correteaba entre hornada y hornada el relevo generacional.

1965

enero 1965

La evolución de Chousa

La evolución de Chousa

Con el tiempo, acallaron las recelosas dudas que produjo una de las primeras inversiones del negocio, un Land Rover que se reía de las dichosas cuestas en cada reparto.
La demanda trajo consigo la tecnificación y el desarrollo propio de los años. El aumento de plantilla supuso la evolución empresarial de Chousa.
A pesar de la nueva maquinaria, Manuel siguió confiando en el calor artesanal que producía el horno de leña, adquirió amasadoras y formadoras de barras, y tardó en sucumbir a las modernidades de la cocción eléctrica.
En la piedra ardiente, el pan artesanal dejaba espacio para asar lacones y pistos caseros de empanada. Y Luisa, que no sabía que hacer con los huevos que ponían cien gallinas que Manuel había comprado, comenzó a elaborar bizcochos y repostaría, con los que pronto sedujo a los paladares de muchos clientes.

1966

enero 1966

El Asturiano

El Asturiano

Las líneas de negocio se adaptaban a los modos de vida y la modernización trajo consigo diferentes avatares profesionales. Entrañable persona el Asturiano, distribuidor de casi todo lo que necesitaba Chousa, se volcaba en la reparación de la maquinaria mientras fiaba con seguridad lo necesario en la panadería. Grandes soluciones que junto a Manuel resolvían con humor y amistad.

1967

enero 1967

Una vida, un panadero

Una vida, un panadero

Tras décadas de no fácil andadura en el oficio, los hijos se fueron haciendo mayores. Se alimentaron de la experiencia y el olor del pan recién hecho. Un Citroën, aumentó la ruta del reparto, y en días como San Froilán, Luisa, recuerda el dolor de las manos después de batir noventa docenas de huevos, mientras que Manuel casi no llegaba al pedido de miles de bollos de Hamburguesa para el “Tiroler”, una desaparecida bocatería en pleno centro de Lugo. La palabra de ambos siempre tuvo más valor que un aval bancario. El primer despacho de pan, lo compró con su fidelidad, con harina sin pagar que pedían a sus proveedores. Y así poco a poco fue criando un negocio del que todavía no ha sabido desvincularse, abriendo un sendero para los pasos de sus hijos, para los pasos de sus nietos... Una forma de vida que hubiese elegido una y mil veces: Ser panadero.

top

1970

Década de los 70

1972

enero 1972

Las nuevas generaciones

Las nuevas generaciones

Acaeció la infancia entre juegos, repartos y pan para mañana. Fue creciendo la vocación de un oficio heredado que ya empezaba su camino. Manuel y Luisa habían disfrutado siempre de la ayuda inestimable de sus hijos. Ellos, formaban parte de ese esfuerzo agotador que había consolidado la empresa y que sin duda, les había aportado una temprana experiencia. De aquel aprendizaje, partieron profesionalmente hacía negocios que poco tardarían en unirse; pero antes, ya compartían su vida, con personas que mucho tendrían que ver con la trayectoria empresarial, de lo que actualmente es una gran familia.

top

1980

Década de los 80

1980

enero 1980

El mismo ímpetu y las mismas ilusiones

Poco después la familia abriría otra panadería en los últimos números de la Avenida de A Coruña. Cada día se enfrentaban a interminables jornadas laborales, permanecía incansable el mismo ímpetu y las mismas ilusiones que habían levantado la panadería Chousa.

1982

enero 1982

Nuevas inquietudes

Nuevas inquietudes

La década de los 80 trajo consigo cumpleaños numerosos e inquietudes profesionales. Asistieron por primera vez a una feria de pan, que se celebraba en la moderna Barcelona, y facturaron maletas de ideas deseosos de poner en marcha. Así, en el nuevo local desarrollaron iniciativas que Lugo aún desconocía, juntaron sus propuestas bajo el nombre de Don León, y abrían todos los domingos con olor a pan recién hecho. Habían roto la rutina, que suponía el pan de ayer de los domingos, y los clientes además, podían degustar panes integrales, de cereales o nueva repostería. Era la primera Boutique del pan en la ciudad, y su buena aceptación implicó más sacrificio. Se acababa por aquel entonces 1987. Siempre recibieron el apoyo de proveedores y distribuidores, pues eran meses de mucho pagar y poco cobrar, pero aún así, seguían buscando productos para crear un nuevo mercado.

1987

enero 1987

Nace el primer Don León

Nace el primer Don León

Lolo y Roberto trabajaban en la Falcón, mientras Rubén regentaba la panadería Suárez, en la Avda. de la Coruña nº 215 (él cogió esta panadería porque la dueña la quería cerrar). Se juntaron los 3 socios y fundaron el primer Don León (1987) en el local de la Avda. de la Coruña 215. Cuando fundan este Don León, Lolo y Rubén, siguen ocupándose de Chousa. Un par de años más tarde, y tras el éxito de la primera tienda, se montan más, hasta siete panaderías-pastelerías (Boutique del pan).

febrero 1987

En busca de las masas congeladas

Empezaron a investigar en el producto congelado, para aumentar la vida útil de sus elaboraciones. Hasta este momento los productos se fabricaban a diario y por lo tanto, la gran mayoría no duraban más de un día, lo que tampoco les permitía vender fuera de la provincia. “Necesitábamos productos no perecederos” dice J.M.Chousa. Visitaron ferias en Cataluña y Francia y regresaron con nuevas ideas para producir masas congeladas, empezando por las empanadas y la Tarta de Santiago. Comienzan con las pruebas piloto en la panadería Chousa.

top

1990

Década de los 90

1993

enero 1993

Planes de futuro

Planes de futuro

Se reunifican todas las empresas en una misma. Se juntan Don León y Chousa, para formar la sociedad Ingapan S.L. y todas las actividades empresariales, quedarán amparadas bajo esta denominación. En el año 1993, se traslada a una nave de 620 m2 en el polígono industrial de O Ceao nº 52 (Ceao 1), donde inicia su producción industrial, compran maquinaria más moderna, para trabajar directamente las masas congeladas. Empieza a aumentar la demanda.

febrero 1993

Nuevas fronteras

Nuevas fronteras

Las fronteras se fueron acercando pero mirar atrás era cada vez mirar más lejos. Don león y Chousa mantenían su actividad empresarial con el amparo de la nuevas siglas, pero éstas ya miraban otros horizontes. Ingapan representaba el inicio de la producción industrial, de la pequeña panadería a la fábrica, del reparto mañanero, al transporte lento y pesado, pero aquel comienzo tampoco fue fácil. El primer recuerdo, vuelve a ser el trabajo. La reciente inversión apostó por una maquinaria moderna y competitiva, supieron adaptar los nuevos tiempos a las exitosas pruebas obtenidas en aquel viejo horno de Chousa, y seguía siendo el mismo con el que Manuel y Luisa habían cumplido tantos sueños…

abril 1993

La primera delegación

La primera delegación

Así que adquirieron una nave contigua y los pedidos llegaban ahora al número 52-53 de la calle Agricultura. Se habían introducido plenamente en el mundo de las masas congeladas, seguían ofreciendo nuevos productos tanto en dulce como en salado, y consiguieron remodelar las instalaciones dotándolas con cámaras de frío; una oportunidad única, para crear la primera delegación. La ciudad tenía que ser Lugo.

1994

enero 1994

Feria Intersicop, “el boom de Ingapan”

Feria Intersicop, “el boom de Ingapan”

La feria de Intersicop de 1994 (panadería-pastelería industrial) es la primera feria en la que Ingapan coloca su stand para vender sus productos a nivel nacional. Este evento es todo un éxito para la evolución de Ingapan, ya que regresan con numerosos distribuidores y futuros clientes. Cuando vuelven a Galicia deciden seguir invirtiendo en el negocio y comienza la ampliación de Ceao 1, comprando la nave situada al lado de la que ya poseían. (C/ Agricultura 52-53). Pasan los años y siguen creciendo, aumentando la oferta, sacando al mercado nuevas referencias tanto de dulce como de salado, empanadas, empanadillas, tartas, etc…en el 94, su producción de empanadas se sitúa en 2000 unidades/día y a partir de ese punto de inflexión, la empresa inicia una remodelación de instalaciones y una importante inversión en nuevos equipamientos. Ese mismo año se crea la primera delegación de Lugo.

1995

enero 1995

Más delegaciones

En el año 1995, se abren dos nuevas delegaciones: Tenerife y otra en A Coruña y empieza a haber una presencia importante y significativa de productos de Ingapan, en el mercado de la distribución alimentaria.

1996

enero 1996

Creciendo y abriendo fronteras

Creciendo y abriendo fronteras

La familia seguía involucrada plenamente en la empresa y se encargaba de cinco establecimientos Don león, abiertos paulatinamente por toda la ciudad a la par que el resto de sus negocios. Se abrió una nueva delegación en las Islas Canarias. Y mientras tanto, por San Fiz, Manuel seguía sin fallar a su cita con Chousa; Luisa siempre pendiente de cualquier tarea, y todos sus nietos ya sabían mucho de repostería. Febrero de 1996, duró veintinueve días. En A Coruña se inauguraba otra delegación y la significativa presencia de los productos en el ámbito nacional, impulsa la salida a países extranjeros. Portugal, Puerto Rico, Cuba y Alemania estaban ahora un poco más cerca.

enero 1996

Salimos de casa

El año 1996 representa el momento de la expansión internacional hacia nuevos mercados. Portugal, Puerto Rico, Cuba, y Alemania son los primeros países en el extranjero donde se empiezan a distribuir los productos de Ingapan.

1997

enero 1997

Nace Hornos Salvatierra (Horsal)

Horsal, es una fábrica que se construyó en Salvaterra do Miño, Pontevedra. Es especialista en fabricar piezas pequeñas (mini empanadillas) y sobre todo hojaldres. Después se comercializan a través de las delegaciones de Ingapan y de los distribuidores. Aquí se monta la delegación de Ingapan Pontevedra, con la idea de surtir a esta zona de productos Chousa y al mercado de Portugal.

1998

enero 1998

Atlantic Pan y franquicias Dona Vaniri

Atlantic Pan y franquicias Dona Vaniri

Atlantic Pan, es una fábrica de pan en las Islas Canarias, Tenerife. Una vez metidos en el mundillo de las masas congeladas, conocen a otros fabricantes con los que Ingapan hace “muy buenas migas” y deciden entre todos construir una fábrica sólo de Pan en esta zona (3 asociados), ya que el transporte a las Islas es muy caro y dificultaba la comercialización en este sector. Ingapan ya contaba con una delegación en Canarias que dirige Eduardo. Esta fábrica no fabrica pan gallego, sólo panes blancos “tipo baguette” En el año 1998 se asume el reto de expandir el negocio de Dona Vaniri bajo el régimen de franquicia, aunque no se lanza al mercado nacional hasta el año 2002, tras haberse afianzado durante un largo periodo de tiempo en Lugo, la ciudad originaria del grupo empresarial, y haber estudiado la viabilidad del concepto de negocio para dicha proyección.

1999

enero 1999

Expansión

Expansión

Tras este auge comercial, nace un año más tarde Hornos Salvaterra. Una planta de fabricación en la provincia de Pontevedra, que potencia las ventas gallegas y establece una delegación más en las Rías Baixas. La iniciativa apenas descansaba… En repostería, los gramajes de una receta han de ser exactos, el cálculo de cada ingrediente, es un ingrediente más para la correcta elaboración de los productos, y quizás, aplicaron esta fórmula en cada paso de su desarrollo empresarial. Sin disminuir el trabajo o más bien el tiempo que ocupa una vocación, deciden expandir una cadena de pastelerías en régimen de franquicia. Se inaugura en Lugo la primera Dona Vaniri, confirmando la viabilidad de un negocio que hoy también vende pan en más de treinta establecimientos. El crecimiento casi constante despedía el siglo XX. Ingapan afrontaba su futuro con una fuerte inversión en recursos humanos. Se crearon nuevos departamentos y se reforzó el aspecto comercial, ampliando un mercado, que demandaba más presencia.

enero 1999

Un año de gran inversión

1999 se convirtió en el año de mayor inversión en recursos humanos por parte de la compañía, se incrementó el personal del Departamento Comercial en el doble de personas. También fue el año de consolidación en el mercado portugués, después de haber realizado una labor de 3 años de intensa actividad comercial.

top

2000

Primera década del siglo XXI

2000

enero 2000

Un nuevo proyecto

Un nuevo proyecto

La trayectoria profesional, estrechó algunas relaciones con empresas del sector, y entre despachos y comidas surge un nuevo proyecto. Con el mismo origen humilde de una gran idea, garabatean en una servilleta el primer proyecto técnico de una novedosa planta para elaborar barras gallegas. Un año más tarde, la primera línea de Hornos San Fiz, realizaba las primeras pruebas en el polígono industrial de Begonte, un pueblo de la provincia de Lugo.

2002

enero 2002

Galicia calidade

Galicia calidade

El transcurso de una década se habían modernizado industrialmente, respondieron a las necesidades de la época, pero supieron encauzar ese enlace de ideas veteranas de la tradición y la calidad de un origen. Mantener una política de calidad exigente, se enfrentaba a cada proceso de producción y conseguirlo, les otorgó un prestigioso reconocimiento que se imprime desde entonces en cada envase, “Galicia calidade” ya lo exportan a diecisiete países.

2004

enero 2004

La consolidación de un sueño

La consolidación de un sueño

El pan asumía la mayor parte de su facturación y la tendencia positiva impulsa una tercera aventura en la calle Agricultura. Deciden mejorar los rendimientos en secciones de pastelería y empanadas, levantando el Ceao 2, que es la planta más grande y más moderna de todas las anteriores. La consolidación de un sueño, puede que se fechase aquí. La panadería Chousa era ahora una gran compañía y la laberíntica empresarial de los últimos años, quedaba recogida en 2004 bajo el logotipo del Grupo Ingapan, una sociedad que unificaba las acciones del mismo esfuerzo.

febrero 2004

Nace Grupo Ingapan

A lo largo de estos últimos años, la compañía, consolidada en el mercado nacional desde 1995, se ha centrado en su expansión internacional, incrementando la presencia en diferentes ferias de alimentación, nacionales e internacionales. El cierre del año fiscal, se completa con una facturación final de 30 millones de euros. Sin darse cuenta, los nietos de la empresa ya tomaban decisiones. Habían heredado la ilusión de sus abuelos, el espíritu emprendedor de sus padres, y de su trabajo emergieron nuevas ideas. Gracias a la experiencia de Manuel López, director comercial y participe del éxito acumulado, sacaron adelante la marca Kentes, una línea de comida rápida, que respetaba el proceso artesanal, tan valorado y cuidado anteriormente cuando la producción lo permitía. Se adaptaron al progreso con la ventaja de su juventud, innovaron como sus predecesores más allá del producto, y participan actualmente en un nuevo mercado de envases refrigerados.

top

2010

Segunda década del siglo XXI

2016

enero 2016

HOY EN DÍA

Hoy en día asisten al futuro de la empresa, conscientes de su pasado, ilusionados con nuevos proyectos y nuevas marcas como Koama o The cooksters, que avivan el día a día de la empresa e invitan a seguir buscando tendencias y retos que alcanzar.

top